Cada día que pasa, te asusta sufrir de diabetes, disminuye el riesgo con el sueño de esta manera…!!!

SALUD 2 Visitas

Un verdadero sueño es el reparador, es por sí mismo una cura de males y un método para prevenir enfermedades, pero pocos saben que también puede evitarnos el sufrir de diabetes.

dormir-miedo


Y una pregunta seria, ¿A quién no le gusta dormir? Es verdad que las respuestas a esta pregunta pueden ser muy variadas, pero en mayor o menor medida, el gusto casi siempre estará. Y el que nos guste va aunado a los beneficios que una buena cuota de sueño diario trae como beneficio para nuestro organismo, beneficios entre los que está la disminución del riesgo de diabetes.

Un estudio realizado por científicos de la Universidad de Chicago lo confirma, aunque se basa más que todo en la actividad de recuperar durante el fin de semana el sueño perdido en días anteriores, lo cual es un patrón bastante usual en la sociedad actual, repleta de tanta convulsión.

La investigación de la Universidad de Chicago ha reconocido que estas horas extras, este “ponerse al día con el sueño” el fin de semana, tienen incidencia importantes en las personas que, por ciertas condiciones, sean más propensas a sufrir de diabetes. La diabetes implica muchas cuestiones de alta complejidad. Investigaciones publicadas por la revista “Diabetes Care”, ya han sentado precedentes en la idea de que dormir de siete a ocho horas por día reduce el riesgo de padecer diabetes tipo 2 y aumenta sustancialmente cuando se duerme muchos menos de ese tiempo.

dormir-2

¿Cómo se llevó a cabo la investigación?

Los expertos cambiaron el patrón de sueño de diecinueve individuos, todos varones y generalmente sanos. En primer lugar los hicieron dormir por ocho y media horas, cuatro noches. Después, sólo se les permitió dormir cuatro y media horas las cuatro noches sucesivas. Y las dos siguientes noches siguientes, dormirían el tiempo que desearan, aunque la media fue de nueve coma siete horas por noche.

Entre sesiones, un factor importante a medir fue el nivel de insulina, la hormona que regula la glucosa en sangre. Los resultados fueron sorprendentes, ya que revelaron que la sensibilidad de la insulina disminuye en un 23% tras las primeras noches de privación del sueño (es decir, el segundo ciclo), por lo que se calculó un aumento del riesgo a padecer diabetes del 16% por ciento. Estos patrones, sin embargo, volvieron a la normalidad tras el último ciclo de sueño que duró el tiempo que desearan los propios participantes del estudio.

la-hora

El líder del estudio, el Dr. Esdras Tasali, explica que “la respuesta metabólica a este sueño adicional fue muy interesante y alentadora. Esto demuestra que los jóvenes, personas sanas que esporádicamente no logran dormir lo suficiente durante la semana de trabajo pueden reducir su riesgo de diabetes si se ponen al día con el sueño durante el fin de semana”.

Compartir