Su madre le dio $20 dólares y desapareció, 12 años después vuelve, reúne a sus hermanos, y mira lo que sucedió con el…

CURIOSIDADES 21 Visitas

Hay miles de grandes historias para elegir en la Biblioteca Lemon Grove, cerca de San Diego. Pero la razón por la que mencionamos este lugar es porque José Robles, joven de 24 años, es el gerente, y su historia comienza con tres niños pequeños.

niño-aprecio

Él cuenta  que cuando era pequeño quería hacer todo con sus hermanos y que eran mejores amigos. Un día su madre le dijo: “Estos son $ 20, les he comprado comida para que no se queden sin nada. Me voy.”

Su madre los había abandonado y su  padre estaba en la cárcel por lo que las autoridades se hicieron cargo de los chicos, los separaron, y los pusieron en hogares de crianza.

José tenía 12 años en ese momento y se comprometió a no dejar que nunca más nadie le quitara su casa, que en su mente no era más que comprar una.

José comenzó a trabajar de forma ocasional en el octavo grado, y en los próximos 10 años fue capaz de acumular una cuota inicial de $ 15,000.

Se compró una vivienda hipotecada a principios de este año. Era un vertedero, pero suyo.

casa-de-niño

Diane Cox dijo que José era un ejemplo de la gente que se eleva por encima de sus circunstancias en la vida. Ella pertenece a un grupo llamado “Just in Time”, que ayuda a los niños adoptivos en su transición a una vida independiente.

“Sabíamos que esta casa estaba en muy mal estado”, dijo Cox. Por eso, dijeron que lo ayudarían y muchas personas se unieron de forma voluntaria. José no se esperaba esto.

Y por supuesto donaciones, recibieron una nueva alfombra, gabinetes, pintura y electrodomésticos. Entonces, después de 12 largos años de diferencia, José, Mario y Juan estaban juntos de nuevo. Y Mario y Juan no tenían ni idea que José había estado planeando esto.

familia

Hoy, después de 12 años, los hermanos Robles están juntos de nuevo, bajo su propio techo. Mario y el hermano menor Juan no tenían idea de que José estaba ahorrando para eso. Pero son muy felices con lo que hizo. Ambos hermanos dicen que es igual que en los viejos tiempos; sólo que ahora José es como el papá.

“Es como un modelo a seguir”, mencionó  Mario.

“Somos una Familia”

 

 

Compartir